La Historia de Sunseed

Si queréis conocer en detalle la historia de Sunseed, podéis consultar la Presentacion que hizo Anna Tramarin (en inglés) durante su estancia en 2013.

Sunseed fue concebida por Harry Hart durante una encuentro ecologista en 1982. En 1986, alquiló una casa en Los Molinos del Río de Aguas, un pueblo situado en Almería en una zona semi-árida del Sureste de España. Su objetivo era iniciar un proyecto y organización benéfica llamada Green Deserts –Desiertos Verdes- que luchara contra la desertificación mediante la investigación, la observación y las experiencias prácticas en zonas semiáridas.

Los Molinos del Río Aguas

En marzo de 1987, la organizacion Green Deserts se retiró y Sunseed Tecnología del Desierto y Sunseed Trust tomaron el relevo para dirigir el proyecto. Mediante un contrato de arrendamiento una segunda casa fue anexada al proyecto: la Casa de Geoff. La reconstrucción de estas propiedades marcó el inicio de Sunseed. Se empezaron a cultivar cinco huertas y se comenzaron las primeras prácticas e investigaciones con árboles, destiladores solares y bombas de presión para la canalización de las aguas. Con el tiempo, la casa principal de Sunseed fue comprada. En 1988, otras dos casas, conocidas como Isabella’s y Gaye’s fueron compradas junto con sus respectivas tierras y anadidas al proyecto. Estas 4 casas y los huertos son actualmente el núcleo principal del proyecto, que actualmente puede alojar hasta 35 personas.

En 1995 y 1996, a petición de un grupo de mujeres en Dodoma (Tanzania), diferentes equipos de Sunseed se trasladaron a ese país, para iniciar los ensayos de una cocina solar de bajo coste. A raíz de este evento fue establecida una organización, el Sunseed Tanzania Trust (STT), para supervisar mejor este proyecto. STT y Sunseed Trust, aunque son organiyaciones independientes continuan colaborando.

Durante los primeros anos, Sunseed acogía a voluntarios principalmente del Reino Unido. Con el tiempo, su misión como centro de educación tomó cada vez más peso, junto a la colaboración con otras organizaciones educativas como universidades y escuelas. Desde entonces, Sunseed ha acogido a personas de todo el mundo y todas las edades, ha pasado por diferentes fases, experimentando y practicando formas alternativas de vida en un espacio naturale semi-árido.

El compost para hacer abono natural

Hoy, Sunseed España proporciona a los visitantes una experiencia de vida de bajo impacto en un ambiente comunitario. Aproximadamente 200 personas de todo el mundo nos visitan cada año. Es un proyecto educativo en el que los visitantes participan en las actividades y trabajos diarios de al mismo tiempo que aprenden a vivir reduciendo su impacto en la naturaleza.