Invernadero

Finalmente hemos construido el invernadero para que las plantas de nuestro vivero pasen el invierno calentitas!

Nos encontramos en una zona de clima desértico, por lo que la amplitud de temperatura entre el día y la noche es bastante grande, y no solo eso, sino que la temperatura nocturna tiende a ser muy baja, provocando heladas. Esta situación se ve más acusada en el jardín botánico, ya que se encuentra en la parte baja del valle, afectando gravemente a las plántulas del vivero.

En el vivero hemos germinado las semillas que fueron recogidas durante el año pasado para revegetación y regeneración de la zona, y aprovechamiento de recursos, como es el caso del algarrobo. Las plántulas que moveremos al invernadero son: albaida y albaidilla, genista, retama, espino negro y algarrobo. El algarrobo es la planta que más se ve afectada por las heladas. Las temperaturas inferiores a 5º C pueden originar la muerte del árbol, por la paralización de la circulación de la savia. Por ello, el invernadero lo hemos construido en el jardín botánico, donde llega el sol todo el día y cerca del vivero.

Primero se tomaron medidas de una estructura similar de uno de los huertos y se adaptaron al espacio que tenemos en el jardín botánico. Se cavó un agujero en cada esquina donde se colocaron los arcos y se rellenaron con grava para apoyo de la estructura, y una vez colocada se cubrió con yeso y tierra. La estructura la hemos hecho de caña (pelada y limpia) usando una técnica muy sencilla: se unen ramos de unas siete cañas entre sí para hacer los arcos principales, añadiendo refuerzos en la zona de unión. Estos se colocan cuidadosamente con las puntas en cada agujero que tienen enfrente sujetándose los arcos para que mantengan la posición. Otros dos arcos deben de ser colocados desde y hasta las bases de los principales en forma de cruz.

Una vez la estructura esté colocada, se instalan las puertas en el centro de los arcos principales y se sujetan al suelo igual que los arcos.

A continuación, se cava una zanja en el perímetro de la estructura y se coloca el plástico que la cubrirá. Este se tensa y se entierra en la zanja. Por último, se colocan las puertas y se trasladan las plantas, etc, a su interior, y a disfrutar!

 

Invernadero por dentro

Invernadero por dentro

Invernadero por fuera

Invernadero por fuera

Esta entrada fue publicada en Gestion del secano, Eco Construction y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.